Ruta del Casaño

Esta ruta es una derivación de la ruta que sube desde Demués a la majada de Soñín. El descenso al río Casaño comienza en un tramo de la pista que sale desde Demués, concretamente a los pies de la Cabeza del Pandescura en el Collau Regueru. Desde aquí se inicia un descenso tomando una senda que se desvía a la derecha hasta situarse en el Colláu Lincós, junto a una riega que desciende por dicho Collado y que hay que seguir hasta llegar a un río cerca de un puente, el Puente Llamero, que hay que cruzar para tomar una senda ya en la otra orilla del río. Esta senda continúa hasta llegar al pueblo de La Molina ya en el concejo de Cabrales tras cruzar tres puentes mas, cambiando así sucesivamente de orilla. El último puente El Pompedro, va a dar a una pista que se dirige a la citada localidad.

 

Durante todo el recorrido puede disfrutarse de una de las masas arboladas mejor conservadas del oriente asturiano. El bosque del Casaño es un claro exponente del bosque atlántico en su máximo esplendor en donde se dan cita una gran diversidad de especies de árboles adaptados a unos suelos profundos y donde el grado de humedad es muy elevado a lo largo de todo el año. La fauna es más difícil de observar, sobre todo en lo que a los mamíferos se refiere, pero si es recomendable llevar encima unos buenos prismáticos ya que son numerosas las especies de aves que viven en el bosque. Entre las especies más llamativas destacan los pájaros carpinteros, cuyas perforaciones pueden observarse en los troncos de algunos árboles muertos todavía en pie.

Mapa de la Ruta del Casaño