Estas en:

La comarca mantiene la tradición del aguinaldo

Ni los cinco grados bajo cero que marcaba el termómetro en Onís pasadas las nueve de la mañana de ayer fue un impedimento para que las niñas del concejo salieran a pedir el aguinaldo. Ocho jóvenes recorrieron a pie Talaveru, Sirviella, Villar y Benia tocando a la puerta de los vecinos. Abrigadas con guantes y bufandas picaron a las puertas al grito de "¿Cantamos, rezamos o con Dios nos vamos?" para recibir de los vecinos dulces y dineros el 6 de enero. Los chicos también realizan la misma operación pero tienen reservado para ello el 31 de diciembre.

El aguinaldo pone el colofón a la noche de Reyes, en la que Sus Majestades fueron recibidos por decenas de niños en localidades como Panes (Peñamellera Baja), donde no faltaron los fuegos artificiales ni el belén viviente. En Lozana (Piloña) Papá Noel ayudó ayer a repartir entre los más pequeños los revoltijos cedidos por los Reyes Magos en la escuela.

Por otro lado, Alejandro Llano resultó ayer ganador de la subasta de la casería pongueta de Ventaniella, propiedad de la parroquia rural de Sobrefoz. El alquiler anual asciende a 4.501 euros.

Enlaces relacionados

Fuente: www.lne.es, Cristina Corte

Imágenes

Las chicas de Benia de Onís, pidiendo el aguinaldo ayer. PEPILLO REMIS