Parque Nacional Picos de Europa

Vistas de los Picos de Europa desde Onís

El Concejo de Onís, en pleno corazón del macizo occidental (conocido como del Cornión) de los Picos de Europa, aporta 2.447 hectáreas, -un tercio de su término municipal- al Parque Nacional de los Picos de Europa.

El más extenso de España, este Parque Nacional tiene su origen en el antiguo Parque Nacional de Covadonga, que era el espacio natural protegido más antiguo del país, pues su declaración se produjo en 1918 en el marco de las celebraciones que se desarrollaron con motivo del 12º centenario de la histórica batalla de Covadonga, el 22 de Julio.

Son muchas las voces que, durante décadas, piden la integración del resto de los Picos de Europa en la Red de Parques Nacionales, y que se establezca un modelo de gestión que asegure la conservación de sus valores naturales y el desarrollo para sus pobladores.

A tal fin y tras numerosas alternativas, proyectos técnicos e iniciativas políticas, el 30 de mayo de 1995, las Cortes Generales aprueban la declaración del Parque Nacional de los Picos de Europa.

El más reciente capítulo de la protección de estas montañas lo tenemos en la reciente ampliación del espacio protegido mediante Acuerdo del Consejo de Ministros del 4 de Febrero de 2015, en cuya virtud se ha ampliado la superficie protegida en el Concejo de Peñamellera Baja y se ha incorporado, como nuevo Municipio que aporta territorio al Parque Nacional, el Concejo de Peñamellera Alta, ambos en Asturias.

Una geografia impresionante, de glaciares y morrenas, así como los variados resultados de procesos cársticos, como dolinas o jous.

Las actividades tradicionales de los habitantes de estas zonas y sobre todo el pastoreo, han ido modelando este paisaje casi idílico.

 

Pastor de los Picos de Europa con sus ovejas

 

La vegetación

La vegetación del parque de Picos es enormemente rica y varía en función de la altitud. El bosque atlántico y el árbol más característico, el haya, dominan los primeros pisos de la pirámide,- el serbal, el matorral y el monte bajo, en cuanto se gana altura, los siguientes; y numerosas plantas medicinales y praderías de diente (que conforman las llamadas vegas o majadas) los pisos superiores del Parque antes de llegar a las cimas propiamente dichas.

 

Majada de Belbín en Onís

La Fauna

El rebeco es aquí el animal más característico y abundante, junto con algunos corzos. Por encima de las cumbres vuelan el águila real, el buitre, el gavilán, el halcón, etc,, sin olvidar aves acuáticas (como fochas y otras) en los lagos, y pitonegos, cuervos, etc, En cuanto a otros animales, destaca el zorro y esporádicamente el temido lobo, así como el gato montes, y un gran número de roedores y otras especies de menor envergadura. Desde hace unos años la Fundación para la Conservación del Quebrantahuesos trabaja para la reintroducción de este ave en los Picos de Europa, siendo ya una realidad con varios ejemplares sobrevolando los Picos.

 

Un ejemplar de quebrantahuesos volando en Picos de Europa

 

Desde el Concejo de Onís se puede acceder al Parque Nacional de Picos de Europa a través de la carretera que une la capital, Benia de Onís y el pueblo de Demués. Desde allí, se toma una pista agrícola que conduce hasta el límite del Parque, coincidiendo este acceso con el utilizado por los pastores desde tiempo inmemorial.